Pamela Leiva aún paga su matrimonio mientras ex ya tiene pareja nueva

En una reciente entrevista Pamela Leiva contó cómo lo pasó durante su separación y que no lo está pasando bien por la deuda que le dejó el matrimonio.

A poco más de un año de su matrimonio con Carlos Segura, Pamela Leiva terminó su relación. En el programa Milf, la comediante comentó que salieron a comer para celebrar su primer aniversario, donde Segura le habría dicho que la amaba y que quería tener hijos con ella. «Una semana después me dijo que todo había terminado, que se iba de la casa. Le pregunté tres veces ‘¿estás seguro?’, me contestó que era una decisión que ya estaba tomada».

Luego agregó «Era un día jueves. El lunes figuraba en la consulta de un psiquiatra. Le pedí que me empastillara porque necesitaba seguir trabajando. Sabía que se venía un periodo rudo, pero tengo familia y deudas que pagar. No podía parar».

Hay que recordar que Leiva aún mantiene una deuda de 300 mil pesos mensuales por el matrimonio, la cual tendrá que pagar por los próximos cinco años. Aún así comentó: «Yo no me arrepiento de haberme casado ni nada, estaba muy enamorada. Viví una historia de amor que fue bonita hasta donde duró. Lo pasé chancho en mi fiesta de matrimonio, con una comida exquisita, buena fiesta, todo entretenido. Siento que no salió caro para todo lo que fue. Estoy en el top one de todos los matrimonios a los que he ido».

Pero lo que realmente le afecto fue el hecho de enterarse que su ex marido ya tiene una nueva pareja «El primer tiempo lloré y lloré, sentía que alguien se había muerto, estuve súper mal pero con un tremendo arnés, con psicólogo, psiquiatra, un coach y medicamentos. En algún momento me hicieron hasta una cura de sueño. Tuve dos crisis grandes en esta separación. La primera cuando mi marido se fue de la casa, la segunda, cuando me enteré de cosas muy duras».

Pese a que asegura que enterarse de la nueva relación fue «una de las estocadas finales», reconoce que se siente orgullosa de cómo vivió el proceso «Fui inteligente porque busqué apoyo al tiro. Nunca me plantee tratar de arreglar la relación, porque desde el minuto que él me dijo que se iba de la casa supe que esto no tenía vuelta. Me siento súper querida, protegida y contenida por mis amigas».

Ahora escuchas