Carolina Molina y su mortal experiencia por grabar video musical en el Cajón del Maipo

Carolina Molina, más conocida como la ‘Rancherita’, vivió un experiencia casi mortal mientras grababan el videoclip de uno de sus últimos singles, en el Cajón del Maipo.

Carolina Molina, más conocida como la ‘Rancherita’, vivió un experiencia casi mortal mientras grababan el videoclip de uno de sus últimos singles, en el Cajón del Maipo.

Molina, quien había grabado anteriormente imágenes para el single «Lejos de mi vida» en una paradisíaca playa del Caribe, decidió finalmente grabar el vídeo en Cajón del Maipo.

Por eso es que llegó a Baños Morales con su equipo, pero la gran cantidad de nieve y las malas condiciones del camino, los dejó atrapados en la precordillera.

Lee también: «La Rancherita» mintió sobre su edad en México y así respondió a quienes la criticaron

La cantante contó en Instagram: “Nos pasó de todo, hubo un momento complicado, pasamos susto. Pero gracias a Dios estamos todos bien. Gracias a los rescatistas que fueron a sacarnos de la cordillera”. 

Pero en entrevista con La Cuarta, la ex chica «Rojo» contó que, si bien en un principio se tomaron la situación con calma, hubo un momento en el que comenzaron a preocuparse.

“El tema de las cadenas (se rompieron) hizo que se nos enterrara la camioneta y no podíamos salir. Al principio era todo risas y sin mayores preocupaciones, pero cuando ya habían pasado cuatro horas y el combustible se comenzó a acabar fue que nos preocupamos, porque sin bencina se apaga todo y nos quedaríamos sin calefacción”, relató la ‘Rancherita’.

De hecho, al pasar el tiempo, el miedo comenzó a apoderarse de todos. “Empezó a bajar mucho la temperatura (…) Incluso pensé que podría haber muerto de hipotermia. Cayó la noche y sin calefacción la cosa se puso negra”, siguió recordando.

Gracias al instructor de montaña que iba con ellos y que caminó hasta un pueblo cercano pudieron salir del lugar, ya que pidió ayuda y volvió al lugar donde estaban atrapados con camionetas para sacarlos.

“Fueron como cuatro horas que estuvimos morados. Teníamos miedo que el instructor quedara atrapado en la nieve. Pasamos un gusto grande”, concluyó la cantante.

Ahora escuchas