Contraloría detectó irregularidades en manejo de alimentos en establecimientos de Junaeb y Junji

A pedido de la Contraloría General de la República se llevó a cabo una auditoría para revelar las irregularidades con respecto a los alimentos distribuidos en los establecimoentos asociados con la Junta Nacional de Jardines Infantiles (Junji) y de la Junta Nacional de Auxilio Escolar y Becas (Junaeb). 

A pedido de la Contraloría General de la República se llevó a cabo una auditoría para revelar las irregularidades con respecto a los alimentos distribuidos en los establecimientos asociados con la Junta Nacional de Jardines Infantiles (Junji) y de la Junta Nacional de Auxilio Escolar y Becas (Junaeb). 

Fue en 24Horas donde se mencionó que existen varios problemas de refrigeración, desorden en el almacenamiento y deficiencias de infraestructura. Según Contraloría, tanto la Junji como la Junaeb «no controlan el cumplimiento de las condiciones establecidas en las bases administrativas, relativas a las modalidades de preparación de alimentos comprometidas por las empresas concesionarias«.

Lee también: Trabajador de Essal cuenta cómo ocurrió el derrame de petróleo que contaminó el agua en Osorno

La auditoría pudo descubrir, por ejemplo, que «en la visita realizada por esta Entidad de Fiscalización al Jardín Infantil y Sala Cuna Mis Primeras Huellas, cuyo prestador del Servicio es el Consorcio Merkén SpA, se efectuó una prueba con la leche MacroFood al 26% de materia grasa, advirtiéndose grumos y sustancias oscuras flotantes al momento de su preparación, no constando al efecto, estudios efectuados por una entidad independiente a dicha empresa que se dé cuenta de la inocuidad de tal producto».

Así mismo, la investigación también dio cuenta de la tardanza de la Junaeb al momento de aplicar y notificar multas a las empresas involucradas, así como también la falta de exigencias de planes de mejora a los proveedores a las que posean un alto porcentaje de incumplimientos.

Con respecto a la Junji, se detectaron deficiencias de estructuras o equipamiento, falta de rigurosidad en procedimientos, unidades de frío en mal estado o ausentes, faltas a los elementos de seguridad para las manipuladoras de alimentos e incluso problemas en la mantención de sus baños y de aprovisionamiento de elementos para su aseo personal. Como ejemplo, la Contraloría detectó que «en la cocina de leche de tres establecimientos, entre otros aspectos, la existencia de chupetes fuera del refrigerador y yogurt o leche comercial almacenada en la unidad de frío para mamaderas«.

Finalmente, el ente solicitó tanto a la Junaeb como a la Junji que en un plazo de 60 días documenten las medidas adoptadas para subsanar las irregularidades detectadas por esta auditoría.

Ahora escuchas