Hombre pierde su pierna por un mal diagnóstico en Hospital de Rancagua

Un simple esguice se convitió en la peor pesadilla para el joven de Rancagua.

Lo que era una simple torcida de pie, Francisco Verdejo terminó sufriendo la amputación de su pierna. Esto tras un mal diagnóstico hecho por el Hospital Regional de Rancagua.

Según el relato del joven de 32 años al matinal «Bienvenidos», llegó a urgencia del hospital regional de Rancagua tras doblarse el tobillo en la calle. «Salí de la casa, tenía que presentarme a un trabajo y al tomar locomoción me corrí más a la orilla porque venía una señora con coche y ahí pisé el borde y me torcí el pie».

Lee también: “Llega el Metro y llegan los delincuentes»: Vecinos de Las Condes se manifiestan por Línea 7

«Me diagnosticaron con el esguince y contractura en la pantorrilla«. Tras el pasar de los días seguía con dolor, por lo que se dirigió nuevamente el centro asistencial. «Pasó un cirujano vascular y empezó a palpar la arteria, vio que no tenía pulso y ahí me dijo que había que amputar la pierna, me pasaron a pabellón urgente».

Ante esto, el Hospital de Rancagua por medio de un comunicado aseguró que «manifestó toda su colaboración con la investigación entregando los antecedentes que sean requeridos por la entidad que lidere la indagatoria» y señalaron que se inició la investigación interna correspondiente.

Ahora escuchas