Mujer denuncia agresión intrafamiliar al 133 simulando pedir pizza

La víctima hizo pasar su denuncia por un pedido de comida a domicilio para que su pareja no sospechara que lo estaba denunciando ante Carabineros.

Un fin de semana terrible vivió una mujer de 22 años, quien fue golpeada y quemada por su esposo en su casa, ubicada en Temuco.

Ante el brutal hecho, la joven simuló hacer un pedido de comida a domicilio para que su pareja no sospechara que lo estaba denunciando ante Carabineros por teléfono. 

Al llamar, la agredida dijo: «Quisiera pedir algo para comer». La llamada fue atendida por una funcionaria policial, la que pudo percatarse casi al instante de lo que estaba pasando al otro lado de la línea.

Lee también: Encuentran sin vida a mujer desaparecida en Maipú: Su ex esposo fue detenido

Sobre este caso, el suboficial mayor Luis Fonseca, encargado de la central de telecomunicaciones de Cautín, explicó : «No es una estrategia muy usual, pero sin duda que fue astuta, ya que estando el agresor en casa, éste podía haber reaccionado en forma violenta si escuchaba que hablaba con Carabineros. Afortunadamente el mensaje se entendió, el procedimiento se desarrolló en forma exitosa. La recomendación en estos casos es buscar un lugar seguro y llamarnos para ir en su auxilio lo más rápido posible». 

Durante la jornada de este lunes el acusado será formalizado por el delito de femicidio frustrado.

Así fue la conversación que mantuvo la víctima con la carabinera. 

  • Carabineros: ¿Cuál es su emergencia policial?
  • Víctima: ¿Alo? Quisiera pedir algo para comer
  • Carabineros: ¿Aló?
  • Víctima: Quisiera pedir algo para comer
  • Carabineros: Señora, está llamando al 133 de Carabineros
  • Víctima: Sí sé
  • Víctima: Mi dirección es…. Con doble salsa, por favor
  • Carabineros: ¿Usted está sufriendo alguna agresión?
  • Víctima: Sí
  • Carabineros: Deme su nombre por favor
  • Víctima: Ivette Necul
  • Carabineros: ¿Quién la está agrediendo? ¿Su esposo? ¿Su pareja?
  • Víctima: Sí
  • Carabineros: Comunico
  • Víctima: Ya, gracias
Ahora escuchas