La novedosa idea que tuvo Miguelo para animar a sus vecinos en pandemia

El recordado cantante Miguelo cambió totalmente sus labores en plena pandemia y comenzó a entregar entretenimiento.

Miguelo Miguelo
Instagram @migueloesbir

En medio de la crisis sanitaria por el Covid-19, el histórico cantante Miguelo, tuvo un lindo gesto con su vecinos.

En marzo de 2020 comenzó uno de los periodos más complejos de la humanidad. Se desataba una pandemia terrible que dejó millones de personas fallecidas.

En nuestro país no fue diferente y más de 4 millones de personas se contagiaron con esta mortal enfermedad. Lamentablemente, casi 60 mil chilenos fallecieron a causa del Covid-19. Actualmente, gracias a las vacunas, ya podemos vivir momentos de mayor tranquilidad.

Volviendo a la época de plena pandemia, el cantante Miguelo contó en La Divina Comida, que ese fue un momento muy complejo para él, sin embargo, también tuvo un lindo gesto con sus vecinos.

¿Qué hizo Miguelo en pandemia?

Mientras el recordado artista Miguelo era parte del último capítulo de La Divina Comida, contó cómo lo había pasado en pandemia.

Según confesó el artista, a fines de 2019, inauguró su restaurante Patria Vieja. «Llevaba dos semanas y llega el estallido social. Empezó a llegar la noticia de los metros incendiados y todo el cuento. Tenía mucha gente trabajando para todo el negocio. Obligatoriamente tuve que abrir en la hora de almuerzo. Pero cuando nos enterró fue para la pandemia«, comentó.

Como tuvo que cerrar su local, a Miguelo se le ocurrió una gran idea para hacer en pandemia. «Me traje la mesa de sonido a mi departamento, mis dos parlantes e hice conciertos en mi balcón«, contó emocionado.

Cabe destacar que el objetivo de Miguelo no era obtener dinero a raíz de los conciertos para sus vecinos, si no que «entregar cariño» en estos difíciles momentos.

«Después de tres semanas, se me ocurre mirar para abajo y estaba lleno. Dije: ‘Para mi que la estoy cagando’, era todo lo contrario, estaba juntando gente. Entonces corté el cuento, aunque la gente estaba feliz«, terminó contando Miguelo en La Divina Comida.

Lee también: «Tenemos capacidades infinitas que no conocemos»: El increíble parto de Savka Pollak en un auto

Ahora escuchas