Defender al narcotraficante: La tensa discusión entre Helhue Sukni y el panel de Bienvenidos

La abogada tuvo que explicar cómo recibe su sueldo al defender a narcotraficantes, siendo criticada por algunos panelistas de "Bienvenidos".

Este lunes la abogada Helhue Sukni estuvo en el matinal «Bienvenidos» para hablar sobre el caso de la jueza que dejó libre a 12 involucrados en una red de narcotráfico y cuya decisión tiene hoy en día a siete imputados prófugos.

Y como la llamada «abogada de los narcos» es la defensora legal de dos de los involucrados en este caso, su participación en el panel del matinal de Canal 13 fue relevante para entender ciertas cosas.

Aunque la idea era hablar sobre la decisión de la jueza, el tema se centró por el valor moral del trabajo de Helhue y cómo se «gana la vida» defendiendo a narcotraficantes.

Lee también: Helhue Sukni responde a dichos sobre su relación con narcotraficantes

Uno de los que más criticaron a la abogada fue Polo Ramírez, quien aseguró que Helhue era prácticamente parte de la industria del narcotráfico, ya que sus honorarios se pagaban seguramente con dinero que surge de esa actividad ilícita.

Ante esto, Helhue respondió que: “No es que esté metida adentro de la industria, pero si tú quieres que yo sea honesta, yo creo que la plata viene de la misma cosecha de droga, pero ese no es resorte mío porque yo cumplo con mi labor de defenderlo, y así como me pagan a mí, le pagan a montones de personas más“.

Así mismo, el perito criminalístico Francisco Pulgar, recriminó que cuestionara ese financiamiento y no así el de los delitos de ‘cuello y corbata’, a lo que Polo, visiblemente molesto, mencionó que con ese argumento entonces no se puede discutir nada.

Ese argumento finalmente empata todo, convierte todo en una especie de equivalencia, como ‘ah entonces uno no puede atacar el narcotráfico porque hay delitos de cuello y corbata’ o ‘no puedes preocuparte de la violencia en las calles porque hay delitos de cuello y corbata’…“.

Sumándose a la discusión, el abogado Patricio Mendoza indicó que su colega (Sukni) tenía el derecho a ejercer su carrera en el área donde ella quiera, pero que él tenía una objeción de conciencia y, por ende, no defendería a un traficante. “Yo no puedo, no lo podría hacer. Acepto a quienes lo hacen, es parte de la diversidad del Estado de derecho, pero yo no podría“, sentenció.

Finalmente, Helhue aseguró que el problema de la droga tiene que ver con la educación y la falta de programas de calidad del gobierno para la rehabilitación y reinserción laboral.

Ahora escuchas