Colegio Médico declara como falsa la acusación de carabineras contra médico de Hospital de Melipilla

Luego de analizar los antecedentes, el Colegio Médico menciona que la denuncia hecha por tres carabineras y apoyada por el gobierno es falsa.

El pasado 18 de junio tres carabineras denunciaron que un médico del Hospital San José de Melipilla les negó la atención por ser policías mencionando «yo no atiendo pacos».

Ante esta grave denuncia, y luego de una investigación, desde el Colegio Médico aseguran que de acuerdo a los antecedentes que pudieron recabar, esta situación es falsa.

A través de una declaración pública a nombre de la Mesa Directiva Nacional del gremio, aclararon que la denuncia de Carabineros «no se ajusta a la verdad».

Lee también: Aritos perla: El millonario gasto de Carabineros en aros para funcionarias egresadas

«Han transcurrido dos semanas desde que funcionarios de Carabineros hicieron graves acusaciones a un médico del Hospital San José de Melipilla, que han generado amenazas, ataques y fustigamiento público, no solo en contra del referido profesional, sino que también en contra de su familia y de los funcionarios del referido centro asistencial», señalan.

Además, agregan que «estas acusaciones fueron refrendadas por diversas autoridades políticas, en particular, por el ministro del Interior, parlamentarios y líderes de opinión».

«De acuerdo a los antecedentes que, responsablemente, hemos podido recabar, hemos llegado a la convicción de que tales acusaciones no se ajustan a la verdad», indican en el comunicado.

Así, exigen a las autoridades pertinentes apurar el sumario sanitario que se ordenó para indagar los hechos, agregando que su «avance, hasta la fecha, ha sido nulo» y piden al ministro del Interior, Gonzalo Blumel, que se disculpe públicamente con el médico afectado y con toda la comunidad del hospital, «pues sus declaraciones irresponsables, sin tener antecedentes fidedignos de los hechos, provocaron el linchamiento público del médico y del personal de salud del Hospital, poniendo en peligro sus vidas e integridad física, y la de sus familias».

Ahora escuchas