Mamá de Tomás revela sus hipótesis: «Puede que mi tío esté mintiendo»

Estefanía Gutiérrez, mamá de Tomás Bravo, habló sobre el día en que desapareció su hijo y comentó sus hipótesis sobre el caso.

Tomás Tomás

El viernes 26 de febrero se encontró el cuerpo de Tomás Bravo, niño de tres años y siete meses que había desaparecido en Caripilún. Aunque ha pasado cerca de un mes y medio desde su hallazgo, aún sigue en el Servicio Médico Legal de Concepción.

La situación actual en el caso de Tomás ha sido comentada por su madre, Estefanía Gutiérrez. Hace algunos días, y por medio de sus redes sociales, mostró su molestia ante los pocos avances en la investigación sobre su hijo. Ahora, nuevamente se refirió a lo que podría haber sucedido con el pequeño.

En una nueva conversación con T13, Gutiérrez hizo el recorrido que el menor tomó con su tío abuelo, Jorge Escobar. Hay que recordar que el hombre ha sido el único imputado hasta el momento por la desaparición y muerte del pequeño Tomás Bravo.

«Ellos caminaron por el costado de la ruta y entraron al predio por este paso para ir a buscar a los animales», comenzó diciendo Estefanía Gutiérrez al mencionado medio.

Junto con lo anterior, la mamá de Tomás indicó que su hijo siempre iba al lugar con Escobar. «Incluso nosotras hacíamos este recorrido para ir a la cascada. Para mí es muy triste porque no había hecho este recorrido después que mi hijo desapareció», agregó.

Las teorías detrás de la desaparición y muerte de Tomás

Con respecto a lo que le pudo haber sucedido a Tomás, Gutiérrez dice: «Yo tengo muchas hipótesis (…) mi hijo puede que haya quedado aquí y alguien lo haya sacado, puede que mi tío esté mintiendo. Puede que él se haya ido hacia el camino y haya parado un vehículo, que mi hijo se haya desorientado lo encuentro muy difícil».

«He escuchado a más de un testigo que ha visto a un tercero caminar con perros. Eso igual me genera dudas que pueda haber otra hipótesis de lo que pasó ese día», comentó también Estefanía Gutiérrez a T13.

«Desde chiquitito Tomacito salía a buscar las vaquitas, a él le encantaba y si no lo llevaban se ponía a llorar. Íbamos a la cascada, era como habitual caminar por este sector», concluyó Gutiérrez en esta recreación del recorrido de Tomás Bravo.

Ahora escuchas