La emotiva carta que dejó Edith González a su hija de 13 años

Lamentable fue enterarse que la actriz que personificó a "Doña Barbara", Edith González, falleció el pasado jueves luego de luchar contra un cáncer de ovarios desde el 2016.

Lamentable fue enterarse que la actriz que personificó a «Doña Barbara», Edith González, falleció el pasado jueves luego de luchar contra un cáncer de ovarios desde el 2016.

Fue durante este complejo proceso que la actriz tuvo que preparar a su pequeña hija Constanza para cualquier escenario complejo. Por esto, la artista con motivo del cumpleaños número 13 de su hija, le escribió una emotiva carta para cuando ella ya no estuviera, despidiéndose de la menor antes de que ocurriera lo peor.

Lee también: Esposo de Javiera Suárez comparte la última foto que se sacaron juntos con un emotivo mensaje

«Un día anunciaste tu llegada, dominando mi cuerpo, transformándolo. Sin falsos sentimentalismos sentí tu crecimiento. Tu llegada fue fuerte, delicada, esperada, hermosa. Al surgir de mi vientre me hiciste entrañable, me hiciste madre. Y yo pude sostener en mis brazos a un ser que, sin sospechar las profundidades de la maternidad, ingenuamente pensé podría moldear», parte la misiva.

«Poco a poco me has enseñado que los padres no podemos más que aspirar a ser guía en el mar inmenso que es la vida. Este mar que amas y del cual te ha tocado surfear grandes olas y de cada reto sales con gracia e inteligencia«, agrega la actriz.

«No, amor. La vida no es fácil, mas es cabronamente hermosa. Tú tienes un corazón muy determinado, una inteligencia aguda y un espíritu generoso. Estoy tan llena de ti, tan orgullosa de ti, de verte valiente construyendo una identidad amorosa, alegre, fuerte y comprometida.Constanza, mi Constanza, mi niña, mi ternura, mi cielo, mi corazón, mi todo… y sin embargo eres tuya; tanto como cuando decides trepar una ola y hacerla tuya, dominar el horizonte, retar la energía del agua y realizar tus anhelos«, expresa.

Finalmente, la actriz señala que «eres una niña hermosa. Solo puedo decir gracias por permitirme ser tu madre, velar tu sueño y ver en ti el milagro de la vida. Constanza, tomadas de la mano recorramos el mundo, al fin y al cabo somos polvo de estrellas«.

Ahora escuchas