Concursante perdió $5 millones: La insólita respuesta que recibieron los animadores de «La hora de jugar»

La participante perdió la oportunidad de ganarse 5 millones de pesos luego de la fallida respuesta que dio a los conductores del programa.

La Hora De Jugar

Durante la tarde del lunes 4 de mayo, en plena emisión del programa de concursos de Mega, «La hora de jugar«, los animadores vivieron un insólito momento que terminó por hacerse viral.

María José Quintanilla, Joaquín Méndez y José Miguel Viñuela son los conductores que están a cargo del espacio que se creó durante la pandemia para entregar la oportunidad a participantes de ganar millonarios premios.

Para participar del concurso que ofrece el canal de televisión, se debe enviar un mensaje de texto para luego ser llamados de vuelta por la producción, que los pondrá al aire para jugar junto a los animadores.

En medio de la dinámica, el trio grita a son la frase con la que inicia el juego. Pero la respuesta que recibieron por el teléfono los hizo explotar de la risa. 

La respuesta del participante

«Hola, ¿dime cuál, cuál, cuál es tu nombre?», repitieron, al menos, un par de veces los conductores en la clásica entonación que caracteriza al espacio.

La concursante se quedó en silencio unos segundos, lo que provocó que los animadores repitieran el «jingle» del concurso. Sin embargo, cuando finalmente la postulante decidió responder dio una respuesta que los dejó sorprendidos

«Hola… ¡Qué te importa!», fue lo último que se escuchó.

La persona colgó rápidamente el contacto telefónico. Y no tardaron en ocurrir las risas.

Joaquín Méndez y José Miguel Viñuela no resistieron las carcajadas y se movieron inquietamente alrededor del set, mientras María José Quintanilla con una risa contenida busca una cámara para hablar.

«Te perdiste cinco palos, eso importa», señaló aún sorprendida la conductora del espacio.

La participante perdió la oportunidad de jugar y quedarse con los 5 millones de pesos que se estaban ofreciendo como premio.

Aunque luego, Quintanilla sucumbió a las risas de sus colegas. Sin embargo, aprovecho de verle el lado bueno a la situación. Al menos el lenguaje que usó la mujer fue apto para el horario en que se transmite «La hora de jugar».

Ahora escuchas