Proponen como agravante penal cometer delitos contra una mujer embarazada

La iniciativa busca ir más allá del bienestar individual del no nacido, y dar la protección necesaria a la madre gestante.

Embarazadas Embarazadas

La Comisión de Mujeres y Equidad de Género aprobó, por unanimidad, el proyecto que modifica el Código Penal. Esto es para incorporar el estado de embarazo de la víctima como circunstancia que agrava la responsabilidad penal.

La iniciativa fue presentada por las diputadas UDI Nora Cuevas y María José Hoffmann; RN Karin Luck, Francesca Muñoz y Ximena Ossandón; DC Joanna Pérez y las independientes Erika Olivera y Virginia Troncoso. Ellas plantean que Chile es un país machista, donde aún se observan casos de abusos, discriminaciones, violencia, entre otras conductas degradantes, hacia la mujer embarazada.

La necesidad de cambiar esta situación requiere –como todo lo relativo a la igualdad de la mujer– avanzar en un cambio cultural. Él debe agregar valoración al embarazo, en lugar de juzgar o discriminar a la mujer embarazada.

En ese contexto, las legisladores destacan los avances que se han realizado en otras normativas que han incorporado como agravante la condición de embarazo de la víctima, como la Ley Gabriela. Por eso, plantean que se incorpore como norma general para todos los delitos.

La diputada Ximena Ossandón (RN) entregará a la Sala el informe del proyecto.

El proyecto centrado en mujeres embarazadas

Las autoras de la moción tomaron como ejemplo el caso difundido por medios de prensa. En él se informaba de una golpiza a una mujer que perdió a su hijo producto de las agresiones.

Para recabar opiniones sobre la norma legal, el grupo de parlamentarias escuchó a la abogada y académica de la Universidad Católica de Chile, profesora Magdalena Ossandón. Ella se manifestó a favor del proyecto.

Al respecto, señaló que establecer como agravante el ataque a una embarazada se puede sostener en dos argumentos. Estos son el respeto por la maternidad, que constituye interés de toda la sociedad por su especial delicadez y el bien jurídico de protección del no nacido.

Añadió que tal como está presentado el proyecto, este va más allá del bienestar individual del no nacido. Y es que le da la protección necesaria a la madre gestante, llenando un vacío legal existente en el tema.

Parto respetado

La Comisión de Mujeres, además, inició el estudio del proyecto de ley que establece derechos en el ámbito de la gestación, preparto, parto, postparto, aborto, salud ginecológica y sexual y que también sanciona la violencia gineco obstétrica.

Las legisladoras escucharon a la diputada Claudia Mix (Comunes), una de sus autoras, quien explicó que el texto tiene un enfoque integral en los derechos del proceso de gestación. De esta manera, la moción regula, garantiza y promueve los derechos de la mujer, del recién nacido y de la pareja, tanto durante el proceso de gestación, como en las etapas de parto, post parto y aborto; así como también en torno a la salud ginecológica y sexual.

Además, incorpora el concepto de “Parto Respetado” y la regulación de un plan de nacimiento, para evitar los hechos de violencia gineco obstétrica detectados en los procedimientos médicos.

Ahora escuchas