Sebastián Sichel se emociona al hablar de su madre: «La juzgué mucho, porque me daba vergüenza»

El candidato presidencial fue el último en recibir a los invitados de "La Divina Comida" en su casa. Ahí, contó íntimos detalles de su relación con ella.

Sebastián Sichel Sebastián Sichel

Sebastián Sichel fue uno de los anfitriones del último capítulo del programa «La Divina Comida», junto a los actores Fernando Gómez-Rovira y Emilia Noguera y la periodista Magdalena Montes.

Con un banquete de pulpo como plato principal, el candidato presidencial recibió a los invitados en su hogar. En ese íntimo espacio, el ex-ministro reveló un serio problema de salud que afecta a su madre.

«Tuve una relación lejana en la vida con ella. No le da vergüenza que lo diga, ella tiene una enfermedad psiquIátrica, una enfermedad mental, que la ha seguido toda su vida y que me generó muchos problemas, porque me tocó a mí hacerme responsable de ella», comenzó diciendo Sebastián Sichel.

La enfermedad que acompleja a la madre de Sichel, Ana Maria Ramirez , es «bordeline» o transtorno limite de la personalidad, que según el Instituto Nacional de Salud Mental (NIMH) de los Estados Unidos, «es una afección mental que se caracteriza por un patrón continuo de estados de ánimo, autoimagen y comportamientos inestables. Estos síntomas a menudo resultan en acciones impulsivas y problemas en las relaciones con otras personas».

«Ella nunca me dejó sólo, se sacó la cresta para estar al lado mío», contó emocionado el expresidente de BancoEstado.

«La juzgué mucho, porque me daba vergüenza, pero ahora estoy súper orgulloso y por eso lo cuento. Yo cerré este ciclo cuando descubrimos cuál era la enfermedad», agregó.

«Ella se perdió, la admiro, porque le ganó (a la enfermedad), hay mucha gente que se pierde y ella le ganó«, dijo casi con lagrimas.

Y pese a que reconoce que esta relación con su madre estaba lejos de ser la tradicional, sí considera un triunfo la reconciliación del vínculo con ella.

Convertirse en ministro de Estado frente a su madre

Además, recordó el momento en que asumió como jefe de la cartera de Desarrollo Social bajo la presidencia de Sebastián Piñera.

«Estaba mi mamá en La Moneda y yo jurando de ministro y lloraba. Yo estaba orgulloso, pero miraba a mí mamá y decía ‘mira la vida que ha tenido y la puedo tener ahí’. Y también la reivindicación de que haya ido, porque quizá en otra ocasión de mi vida, con otra personalidad, capaz que la hubiera escondido, pero yo quería que estuviera ahí».

Finalmente, Sebastián Sichel describe lo que ocurrió con su madre como «una cosa bien mágica».

«De recuperar una familia a una edad madura, porque esa es la verdad, yo entre los 20 y los 30 años la vi muy poco», cerró.

Revisa el momento aquí:

Ahora escuchas