Pamela Díaz «quedó en shock» por la respuesta que le dio su hija al no dejarla ir a marchar

La conductora de "Viva la pipol" nunca esperó que su hija Trinidad le aclarara tantas cosas sobre el conflicto social.

Este lunes en ‘Viva la pipol’ hablaron sobre la crisis social en nuestro país, en especial sobre cómo tratar el tema con los hijos adolescentes. Por lo que tuvieron como invitadas a Andrea Hoffmann, Laura Prieto y Yuyuniz Navas.

Fue en este contexto que la hija de Eli de Caso reveló que le tenía prohibido a su hija ir a las marchas. «Son adolescentes que finalmente uno les paga la vida. Ellos no pagan comida, techo ni nada y andan manifestándose» aseguró.

Tras esto, Pamela Díaz, quien hace algunos días contó que tampoco le había dado permiso a su hija para ir a las marchas, reveló que le dio las mismas razones a Trini. Pero que la respuesta de la adolescente la dejó sin palabras.

Lee también: Yuyuniz Navas amenazó a su hija para que no asistiera a las protestas

«Le dije lo mismo a la Trini, ‘yo te pago todo, a ti no te falta nada’ y mira lo que me respondió: ‘El día de mañana tú no vas a estar y será mi vida, no tu vida. Y lo más probable es que cuando tu hija de 3 años quiera ir a la universidad, no van a haber la mismas posibilidades’» relató Pamela.

Siguiendo por esta línea, la animadora comentó que su retoña le había dicho que en 15 o 20 años más, por ejemplo, el avance de la tecnología afectará la oferta de las carreras universitarias y para su hermana menor, Pascuala, será mucho más difícil.

«Empiezan a decirte unas cosas que tú te quedas como en shock» aseguró Pamela, agregando que su retoña le dijo que en este «estallido social» se están reclamando cosas que a veces ella no entendía. «Al final terminamos discutiendo, pero obviamente entre mamá e hija llegamos a un acuerdo» agregó Pamela.

Para cerrar, la Fiera contó que su hija también le dijo que cuando cumpliera 18 años podría ir a las marchas, edad que cumplió este fin de semana. «Ahí estoy, entre que sí y que no (la dejo)» finalizó entre risas.

Ahora escuchas