Sigue la disputa: hijo de Camilo Sesto aún no recibe la herencia

Camilo Blanes, hijo del popular cantante, debe superar un tema personal para poder hacer el cobro de la herencia que le dejó su padre.

Camilo Sesto Camilo Sesto

En septiembre, se cumplirán dos años desde la muerte del destacado cantante Camilo Sesto. El deceso del intérprete sorprendió a todos sus seguidores y aunque el tiempo ha transcurrido, aún hay temas legales que su hijo, Camilo Blanes, no ha podido resolver.

Según se dio a conocer en el noticiero de Meganoticias, Blanes no ha podido cobrar la herencia de los cinco millones de euros, algo así como $5.400 millones chilenos, del cantante. Esto se divide en empresas, propiedades y patrimonio musical.

El problema en el cobro de esta herencia es que Camilo Sesto dejó estipulado algo específico en su testamento. El español señaló que su hijo podría cobrar esto una vez que supere su adicción a las drogas, sustancias que consume desde hace algunos años.

Por lo anterior es que la herencia de Camilo Sesto está siendo resguardada por sus representantes legales. Ellos podrán hacer la entrega de ésta una vez que se compruebe que Camilín, como le apodan, deje este problema atrás.

Camilo Blanes y la superación de las drogas

Pero la palabra de Camilo Blanes no será suficiente para comprobar que logró superar su adicción. Y es que según reveló el mencionado medio, el español tendrá que hacer algo más.

Cuando Blanes confirme que dejó atrás el consumo, los representantes legales de Sesto deberán someterlo a exámenes. Una vez que se realicen los respectivos tests que arrojen que ya no ingiere sustancias, se le podrá hacer la entrega del dinero que le corresponde como herencia de su padre.

En conversación con el medio, Lucho Hernández, de Radioactiva, dio algunos detalles del complejo momento que enfrenta Camilo Blanes. «Está viviendo en la casa que era de su padre, Camilo Sesto, que se la dejó en vida. Pero como no recibe la herencia, está en bancarrota», reveló el comunicador a Meganoticias.

Ahora escuchas