Hijo de Juan Gabriel ganó batalla legal contra su tío: Se quedó con las propiedades de su padre

El abogado acusa deterioro de las propiedades de Parácuaro que dejó el artista, tras dos años de la disputa disputa legal.

Juan Gabriel Juan Gabriel

A dos años del inicio del proceso, la justicia falló a favor de Iván Aguilera, hijo del cantante Juan Gabriel. El demandó a su tío Pablo Aguilera en un litigio sobre unas propiedades que tenía el «Divo de Juárez» en Parácuaro, ubicada en el estado de Michoacán, México. 

Según lo informó la revista TVyNovelas, la resolución finalmente favoreció a Iván y al abogado que lo representó, Guillermo Pous. Ya que «recuperó la posesión inmediata y definitiva de las propiedades».

«Estoy en condiciones de confirmar que el abogado Guillermo Pous -tras dos años de litigio en contra de de Pablo Aguilera- recuperó las propiedades en Parácuaro de Alberto Aguilera. Tiene ya posesión inmediata y definitiva de los bienes de Juan Gabriel en esa región», informó el editor de la revista, Gil Barrera.

Sin embargo, según se menciona, las casas del cantante mexicano no se encontrarían en su mejor estado, sino bastante deterioradas. Al punto de encontrarse las paredes descascaradas y los muebles corroídos.

Antecedentes de la demanda

Todo comenzó en 2019, año en que Pablo Aguilera se negó a devolver unas propiedades que asegura, Juan Gabriel le regaló en vida. Sin embargo, el problema se generó luego de no cumplir con un acuerdo de concordato entre las partes.

«En esas se estipula la entrega inmediata de estas propiedades que, deben estar al día con los impuestos en estos 10 años y en perfectas condiciones», comentó el abogado Pous en 2019 tras anunciar las acciones legales, así lo estable el portal Infobae.

Ese mismo año, a través de una rueda de prensa el abogado indicó que además de la entrega inmediata del inmueble, se le obliga el «pago al corriente de cada uno de los impuestos involucrados durante los 10 años de la ocupación. Además hacer las enmiendas y mejoras necesarias para entregarlas en perfectas condiciones».

Ahora escuchas